Xime Salas

Abracé el liderazgo como camino de

desarrollo y el mentoring-coaching

como herramientas de aprendizaje.

 
En mi rol como profesora universitaria de liderazgo y  entrenando equipos para lograr el alto rendimiento, la palabra que más aparece es autoconocimiento. Cuando hablo de autoconocimiento me conecto de inmediato con la palabra agradecimiento y la emoción de libertad, y me gustaría que cada persona tuviera la posibilidad que tuve de dedicar tiempo a conocerse y contar con una persona más experimentada que le acompañe en el aprendizaje hacia auto liderar su vida, en definitiva, hacia la felicidad.
 
La pregunta que con más frecuencia me hacen es ¿qué voy a ver en autoconocimiento que ya no conozca de mí? La respuesta no es sencilla en palabras, se torna visible al hacer una experiencia donde aparecen los comportamientos automáticos que son transparentes para la persona, de esta forma funciona el aprendizaje integral, que incluye lo cognitivo, lo emocional y lo corporal.
Muchas de las personas que veo en sesión no conocen cuál emoción está guiando su comportamiento en ese preciso momento, lo que hace que cada vez que se topan con un determinado estímulo reaccionan de la misma forma, muchas veces teniendo comportamientos que no le favorecen y no se dan cuenta de que repiten un patrón por años, a veces toda la vida, lo que limita sus posibilidades de vivir sus potencialidades.
 
En coaching se hace visible el comportamiento y sus motivaciones ocultas a la persona, se acompaña con educación emocional para que pueda aprender otras posibilidades de acción y así mejore los resultados que obtiene en su vida, y deje de repetir lo que no le sirve para tener relaciones satisfactorias y pueda ser feliz.
Llegué a formarme como coach, mentora y ahora terapeuta, luego de un largo peregrinar buscando respuestas en la educación formal, en la psicología tradicional, que no llenaba mi vacío...  las respuestas las encontré experimentando con mi cuerpo, mirando mi manera de pensar, conectando con mis emociones y aprendiendo que gran parte del sufrimiento que vivimos es evitable.
Ximena 
foto cara 2.jpg